Etiqueta: equiparación salarial

Dejación de funciones: la desigualdad como estandarte

Carolina Fernández del Pino Vidal

 

La reivindicación de equiparación salarial saltó a los medios de comunicación gracias a las demandas de los cuerpos policiales después del famoso 1 de octubre en Cataluña y puso sobre la mesa una verdad como un templo: los españoles, los funcionarios, no somos iguales ante la ley.

Si analizamos la comparativa de retribuciones

por Comunidades, queda claro que 

las diferencias no son pequeñas

Queriendo satisfacer a todos, el actual Gobierno de la nación ha anunciado que planea revertir los recortes que tanto afectaron a los docentes, pero en un principio parecía que lo iba a hacer de tal manera que cada Autonomía pudiese decidir si aplicar esta ley o no y en qué medida. Esto supondría otra dejación de funciones flagrante por parte del Estado, que ahondaría más las diferencias entre docentes de distintas Comunidades que se han ido sucediendo durante décadas y gobiernos.

Las retribuciones, el acceso, la jornada laboral, los derechos y deberes, y muchas otras cuestiones laborales de los funcionarios docentes se fijan legislativamente a nivel estatal. Sin embargo, el sistema de autonomías ha permitido que lo que en un principio debía ser una cierta flexibilidad para adaptar la legislación estatal a sus distintas realidades se haya convertido en un instrumento poderoso para que los distintos gobiernos dentro del territorio nacional, en su afán de asegurarse una clientela social y política, hayan abierto y ensanchado una brecha entre los funcionarios españoles.

Mapa político de España. Ilustrador: Antonio Ortega Moreno, licencia Creative Commonsrecursostic.educacion.es/bancoimagenes/web

 

Las desigualdades que se han ido instalando afectan al sistema de acceso, las retribuciones, la jornada lectiva, las incapacidades temporales, los permisos y licencias, la formación del profesorado, el catálogo de complementos de productividad, la posibilidad de permanecer en servicio activo, la consideración de autoridad pública y posiblemente alguna otra cuestión que aún no ha salido a la luz.

La Constitución Española, en su artículo 14 establece “la igualdad de los españoles ante la ley”, y el EBEP incluye entre los fundamentos de actuación de este Estatuto el de “igualdad, mérito y capacidad”. Sin embargo, no creo que en estos momentos se esté cumpliendo el principio de igualdad ni que el Estatuto haya logrado que los tres principios rectores de la vida profesional de los funcionarios docentes se estén respetando.

Continuar leyendo

La formación continua del profesorado

Esteban-revista

Esteban Serrano Tamayo

 

La Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, modificada por la Ley 8/2013, de 9 de diciembre, para la Mejora de la Calidad Educativa establece, en su artículo 102, que la formación permanente constituye un derecho y una obligación de todo el profesorado y una responsabilidad de las Administraciones educativas y de los propios centros. Igualmente, señala que los programas de formación permanente deberán contemplar la adecuación de los conocimientos y métodos a la evolución de las ciencias y de las didácticas específicas, así como todos aquellos aspectos de coordinación, orientación, tutoría, atención educativa a la diversidad y organización encaminados a mejorar la calidad de la enseñanza y el funcionamiento de los centros incluyendo formación específica en materia de igualdad.

Dicho artículo 102 indica que las Administraciones educativas promoverán la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación y la formación en lenguas extranjeras de todo el personal docente, independientemente de su especialidad, estableciendo programas específicos de formación en este ámbito y fomentando programas de investigación e innovación. Además, el artículo 105 de la LOE indica que las Adminis­traciones educativas favorecerán el reconocimiento de la labor del profesorado, atendiendo a su especial dedicación al centro y a la implantación de planes que supongan innovación educativa por medio de los incentivos económicos y profesionales correspondientes.

Los recortes en educación

han afectado a nuestra formación

Como vemos, la actual Ley Orgánica sienta las bases de esta formación que los docentes no interrumpen
a lo largo de toda su vida profesional. La sociedad evoluciona a un ritmo vertiginoso y la educación
nunca ha querido quedarse atrás, tal y como queda recogido en el Encuentro de Consejos Escolares y
Autonómicos del Estado (2012):

“La necesidad de actualización constante convierte a la formación del profesorado en un continuo proceso a lo largo de su vida profesional. El dinamismo que vivimos en la actualidad hace que las competencias adquiridas al inicio no sean suficientes a lo largo de su vida profesional”.

Datos-Porcentaje

En nuestra comunidad autónoma, el pasado 10 de octubre se publicó el decreto que deroga la anterior orden reguladora de la formación permanente del profesorado no universitario de la Comunidad de Madrid. Entre las novedades de esta nueva normativa, se encuentran el reconocimiento de actividades de formación del Ministerio de Educación y otras administraciones educativas, la validez de titulaciones universitarias oficiales para el complemento de formación permanente, la vuelta a la correspondencia de un crédito por cada diez horas (éramos la única comunidad autónoma que continuaba con los créditos a veinticinco horas), es suficiente con la asistencia al 85% del total de horas de la fase presencial de la actividad si las horas de inasistencia están debidamente justificadas, reconocimiento de participación en actividades de innovación, programas educativos y tutorización de prácticas, en caso de insuficiencia de plazas tendrán preferencia en su asignación los docentes de la enseñanza pública o el acceso de interinos a la formación aunque no estén en servicio activo.

Continuar leyendo

A trabajo igual, igual salario

Carolina Fernández del Pino Vidal

 

Las subidas retributivas y las mejoras en cuanto a incapacidad temporal contenidas en el II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público responden a la necesidad imperiosa de ofrecer un alivio económico a los funcionarios después de años de recortes que no solo afectaron sus retribuciones sino también sus condiciones laborales, aumentando la carga horaria e imponiendo un sistema de descuento de haberes en caso de incapacidad temporal que dio lugar a situaciones a veces esperpénticas.

En el caso de los profesores madrileños, estos recortes supusieron una pérdida de un 20 % del poder adquisitivo. El acuerdo evidentemente no compensa esta pérdida ya que contempla un incremento total, en el mejor de los casos, en torno al 8 %, pues para que se alcance esta cifra se deben cumplir los requisitos establecidos con respecto al crecimiento del PIB y el objetivo de estabilidad. En el caso de la Comunidad de Madrid la situación es aún más sangrante, porque junto con los profesores de Cataluña somos los únicos cuyo salario medio se sitúa por debajo del salario medio de su comunidad, con una brecha de aproximadamente 200 euros mensuales.

Esta diferencia salarial en relación a otros profesionales de nuestra comunidad representa solo otro “suma y sigue” más, antes incluso de añadir la diferencia salarial que sufrimos con respecto a docentes de otras comunidades, donde profesionales que desarrollan las mismas funciones y pertenecen al mismo cuerpo estatal que nosotros pueden llegar a cobrar mensualmente hasta 900 euros más.

 

04-iStock-501640478

 

Los últimos acontecimientos que han tenido lugar en Cataluña han hecho aún más patentes, si cabe, las grietas que se han ido formando en la base misma de nuestra nación. Entre otras, la financiación autonómica, la desmembración del sistema educativo, las diferencias en cuanto a impuestos de distintos tipos, la distinta aplicación de legislación nacional, como por ejemplo el RD Ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público, que concretamente en Madrid se aplicó con vehemencia mientras que otras comunidades sortearon sus restricciones, por lo que sirvió de colofón para marcar las diferencias laborales entre los profesores de distintas comunidades.

Continuar leyendo

Una nueva etapa

Francisco Melcón Beltrán

 

Desde el año 2009, en que comenzó la crisis económica, la enseñanza pública y su profesorado han sufrido una espiral creciente de recortes que sitúa a la profesión docente, en este periodo, entre las más castigadas por los efectos provocados.

Ello se ha traducido en una política de reducción de las plantillas en la enseñanza pública, en la precarización de sus condiciones laborales, sociales y retributivas, y en una notable disminución de la inversión educativa.

Tras una etapa aciaga para el diálogo y la negociación en la educación madrileña, al comienzo de la actual legislatura, con el cambio de titular en la consejería, ANPE iniciaba una campaña en la que ha venido reclamando ininterrumpidamente la necesidad de mejorar las condiciones de trabajo de los docentes madrileños.

Ahora comenzamos a recoger los frutos de más de dos años de intensa labor y dificultades de todo tipo. El pasado día 9 de enero ANPE-Madrid y el resto de las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial de Educación firmaron con la presidenta regional, Dña. Cristina Cifuentes, el Acuerdo de la Mesa Sectorial de Personal Docente no Universitario de la Comunidad de Madrid para la mejora de las condiciones de trabajo de los funcionarios docentes, un Acuerdo Sectorial que recoge, en parte, las reivindicaciones demandadas por ANPE y el profesorado madrileño en los últimos años y representa un punto de inflexión y un primer paso en la recuperación de los derechos perdidos.

 

03-BANCO-iStock-104497755

 

Esta firma supone el fin de la parálisis y la sequía negociadora anterior, y el arranque de una nueva etapa donde será posible avanzar en la consolidación de los aspectos que contiene y en otros nuevos, gracias a que por fin se ha instalado en la educación madrileña una dinámica negociadora y de entendimiento a través de la Mesa Sectorial, certificada con este acuerdo, y donde ANPE es y será, como sindicato independiente, un elemento clave en la defensa de los intereses del profesorado y de la educación pública.

Este acuerdo afecta al personal docente no universitario al servicio de la Comunidad de Madrid y estará en vigor hasta 2021. Ahora hay que seguir trabajando en la Comisión de Seguimiento del Acuerdo, cuya reunión hemos pedido al día siguiente de la firma para abordar y concretar, con carácter de urgencia la plena aplicación de todos los puntos que contiene.

Continuar leyendo