Etiqueta: Defensor del profesor

Equiparación salarial docente

Andrés Cebrián del Arco

 

Resulta difícil comparar las nóminas de los funcionarios docentes de las distintas comunidades autónomas. A pesar de ser un cuerpo estatal con idéntica regulación para el ingreso, el acceso o la movilidad en todo el Estado, las retribuciones están transferidas a las comunidades autónomas y son diferentes tanto en cuantías como en conceptos, algo que genera grandes desigualdades entre ellas.

Además de los conceptos comunes como sueldo base, complemento de destino, complemento específico y trienios, algunas comunidades incluyen complementos específicos autonómicos, por formación permanente, tutoría, coordinación de nivel o ciclo, jefatura de departamento, residencia, peligrosidad, maestros en IES, carrera profesional retribuida, etc. Así como complementos por ejercer cargos directivos, que son retribuidos de manera desigual según la comunidad en la que se ejerzan, aunque los centros sean de idénticas características.

Los docentes madrileños son los peor pagados

de todo el territorio nacional

No obstante, se haga la comparación como se haga, la conclusión es siempre la misma: los docentes madrileños son los peor pagados de todo el territorio nacional, con una pérdida retributiva media en torno a los 2.130 € anuales en Primaria y 2.600 € en Secundaria respecto al resto de comunidades y ciudades autónomas.

Por poner un ejemplo, si un profesor en un instituto de Madrid tiene un sueldo bruto mensual de 2.444 €, otro, con las mismas funciones, mismo horario y misma antigüedad, cobra 2.616 € en Castilla-La Mancha, 2.633 € en Cantabria o 2.924 € en el País Vasco. De la misma manera, un maestro que cobra en un colegio madrileño 2.163 € percibiría, en las mismas condiciones, 2.335 € en Castilla-La Mancha, 2.346 € en Cantabria o 2.533 € en el País Vasco.

Teniendo en cuenta la mayoría de las variables que afectan a los salarios de los docentes en las distintas comunidades y partiendo del supuesto de quince años de servicios prestados, las siguientes tablas recogen las diferencias salariales anuales medias entre los docentes madrileños y el resto del Estado, y una comparativa de la diferencia salarial anual de un docente madrileño con los de otras Comunidades Autónomas:

cuadro editorial1

Continuar leyendo

Nuevo equipo, mismos objetivos

Andrés Cebrián del Arco

 

Con la celebración el pasado 3 de marzo del XXIV Consejo Sindical, en el que se eligieron los órganos de gobierno que regirán el sindicato los próximos cuatro años, se inicia una nueva etapa en ANPE-Madrid. Nuevo presidente, nuevo Secretariado, nuevo Comité Ejecutivo, pero el mismo objetivo de siempre: trabajar con seriedad, honestidad y coherencia para dar servicio y defender los derechos y las condiciones laborales del profesorado de la Comunidad de Madrid, así como una Enseñanza Pública de calidad.

Para ello contamos con una amplia cartera de servicios: el Defensor del Profesor, seña de identidad de ANPE-Madrid; una Asesoría Jurídica seria, profesional, que no engaña a nadie y día a día se va ganando el reconocimiento del colectivo; una amplia oferta formativa útil y de calidad; innumerables visitas a los centros; atención personal, telefónica y telemática a afiliados y al profesorado en general. Sin olvidar el importante y destacado papel de nuestros representantes en las Mesas de Negociación, llevando la voz de los afiliados y las reivindicaciones legítimas del profesorado en general.

 

03--1-121 Consejo 2018

 

Todo esto nos ha convertido en un referente como sindicato independiente, profesional y exclusivo de docentes de la Enseñanza Pública.

Pero queda mucho trabajo por hacer. Venimos de tiempos duros, años de crisis, recortes, pérdida de poder adquisitivo y escasa o nula negociación. Afortunadamente parece que eso está cambiando y nos encontramos frente a un panorama más halagüeño.

El nuevo Acuerdo Sectorial supone

un claro reconocimiento a la labor docente

El 9 de enero firmamos el Acuerdo Sectorial. Que su contenido y aplicación suponen un avance en las condiciones sociolaborales del profesorado madrileño es innegable, basta con leer su articulado: incremento retributivo, días de libre disposición, nuevos permisos para la conciliación de la vida familiar y laboral, etc.

Continuar leyendo

A trabajo igual, igual salario

Carolina Fernández del Pino Vidal

 

Las subidas retributivas y las mejoras en cuanto a incapacidad temporal contenidas en el II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público responden a la necesidad imperiosa de ofrecer un alivio económico a los funcionarios después de años de recortes que no solo afectaron sus retribuciones sino también sus condiciones laborales, aumentando la carga horaria e imponiendo un sistema de descuento de haberes en caso de incapacidad temporal que dio lugar a situaciones a veces esperpénticas.

En el caso de los profesores madrileños, estos recortes supusieron una pérdida de un 20 % del poder adquisitivo. El acuerdo evidentemente no compensa esta pérdida ya que contempla un incremento total, en el mejor de los casos, en torno al 8 %, pues para que se alcance esta cifra se deben cumplir los requisitos establecidos con respecto al crecimiento del PIB y el objetivo de estabilidad. En el caso de la Comunidad de Madrid la situación es aún más sangrante, porque junto con los profesores de Cataluña somos los únicos cuyo salario medio se sitúa por debajo del salario medio de su comunidad, con una brecha de aproximadamente 200 euros mensuales.

Esta diferencia salarial en relación a otros profesionales de nuestra comunidad representa solo otro “suma y sigue” más, antes incluso de añadir la diferencia salarial que sufrimos con respecto a docentes de otras comunidades, donde profesionales que desarrollan las mismas funciones y pertenecen al mismo cuerpo estatal que nosotros pueden llegar a cobrar mensualmente hasta 900 euros más.

 

04-iStock-501640478

 

Los últimos acontecimientos que han tenido lugar en Cataluña han hecho aún más patentes, si cabe, las grietas que se han ido formando en la base misma de nuestra nación. Entre otras, la financiación autonómica, la desmembración del sistema educativo, las diferencias en cuanto a impuestos de distintos tipos, la distinta aplicación de legislación nacional, como por ejemplo el RD Ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público, que concretamente en Madrid se aplicó con vehemencia mientras que otras comunidades sortearon sus restricciones, por lo que sirvió de colofón para marcar las diferencias laborales entre los profesores de distintas comunidades.

Continuar leyendo

Calidad educativa versus burocracia docente

03---ESTEBAN

Esteban Serrano Tamayo

 

Desde ANPE llevamos años reclamando la simplificación de las tareas burocráticas en los centros escolares por su repercusión en la calidad de la educación y en la optimización del tiempo del profesorado. Desde mi punto de vista, calidad educativa y burocracia docente son inversamente proporcionales.

Todos somos conscientes de la enorme cantidad de documentos administrativos que deben rellenar los docentes y que hemos asumido como una parte de nuestra labor educativa, tan alejada del proceso de enseñanza-aprendizaje. Si preguntamos a cualquier profesor sobre la burocratización de nuestro trabajo, rápidamente se le vendrán a la cabeza actas y más actas sobre reuniones de equipo docente, departamento, distintas comisiones, tutorías, evaluaciones, comisión de coordinación pedagógica, planes de convivencia, programaciones y unidades didácticas… y así hasta un largo etcétera que obliga al profesorado a una rendición de cuentas que imposibilita dedicar su tiempo a tareas que tendrían una incidencia directa en el alumnado.

Esta situación ya la corroboraba un estudio de ANPE-Madrid entre el profesorado de las distintas etapas educativas realizado en mayo del año 2010, donde cerca del 85 % de los docentes consideraba excesiva la burocracia en los centros de la Comunidad de Madrid y perjudicial para el ejercicio de su profesión, sin influir en una mejora de los resultados escolares y en la calidad de nuestro sistema educativo.

Con el paso de los años, esta carga de trabajo administrativo que sufren los docentes no ha disminuido, sino todo lo contrario, ha aumentado con las sucesivas leyes educativas hasta llegar a la actual Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE). Así, a la hora de programar cada área, los docentes deben sumar a los objetivos, contenidos, competencias clave y criterios de evaluación, un nuevo elemento curricular: los estándares de aprendizaje. Estos estándares determinan hasta qué punto hemos logrado o no un criterio de evaluación delimitando el grado de éxito que se ha conseguido durante el proceso de enseñanza/aprendizaje, comprobación que debe realizarse a cada alumno y a cada criterio de evaluación y que lo convierte en un proceso extenuante por la cantidad de ítems a rellenar.

Continuar leyendo

La hora de la educación, la hora del profesorado

Francisco Melcón Beltrán

 

Las mejoras que la educación y el profesorado de la Comunidad de Madrid precisan no llegan. Los responsables políticos no las sitúan entre sus prioridades ni les confieren la importancia estratégica que deben tener para mantener una sociedad cohesionada, libre e igual. Por el contrario, la contienda política se traslada desgraciadamente al ámbito educativo, donde algunos sectores ideológicos y los nacionalismos periféricos llevan ventaja, al tener conciencia clara del papel estratégico de la educación.

La contienda política se traslada

desgraciadamente al ámbito educativo

Los nacionalistas sí han entendido el verdadero valor y potencial de la educación. En 2011, la consejera de Educación Irene Rigau decía: “El ejemplo más evidente es cómo catalanizamos el sistema educativo. Si Cataluña es como es, una nación sin estado, es gracias al hecho de que siempre ha creído en la escuela”. Así han podido ir forjando camadas de independentistas fanatizados y manipulados desde la infancia ante la cesión clamorosa y vergonzante de los poderes del Estado, que durante más de treinta años han mirado para otro lado. Ni la Alta Inspección ni la Inspección Educativa han desarrollado adecuadamente su función evaluadora y de supervisión del sistema educativo, garantizando que se cumplan las leyes en las escuelas catalanas. El reiterado incumplimiento de las sentencias lingüísticas que obligan a que el castellano sea también lengua vehicular en las escuelas sirve de ejemplo.

Tras el golpe de estado catalán, se ha hecho evidente el efecto que produce una educación instrumentalizada y orientada para conseguir adhesiones a los intereses espurios. Todo ello mediante el adoctrinamiento más directo y ramplón, la manipulación de la Historia y de los libros de texto convirtiendo a España en un estado opresor y haciendo invisibles la Constitución y los símbolos nacionales.

editorial2

El Parlamento ha rechazado recientemente una moción en la que se condenaba el adoctrinamiento en las aulas de esta comunidad, ignorando una realidad que solo los ciegos o los necios no quieren ver y que, si no se ataja, apunta directamente al futuro de la nación española. Pero aquí no pasa nada. Según el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, “No hay ninguna controversia, ningún conflicto con la Educación en Cataluña”.

Continuar leyendo

Oposiciones al Cuerpo de Catedráticos de Enseñanza Secundaria

Andrés Cebrián del Arco

 

Son más de dieciséis años sin oposiciones al Cuerpo de Catedráticos de Enseñanza Secundaria en la Comunidad de Madrid. Los mismos que lleva ANPE reclamando su convocatoria. Según datos de la Consejería de Educación e Investigación (de enero de 2017), actualmente se encuentran en activo un total de 532 catedráticos, un 2.7 % de la plantilla, muy lejos del 30 % que como máximo fija la ley.

 

Se trata simplemente de responder

a las legítimas expectativas del profesorado

 

Esta situación crea gran malestar en el colectivo de profesores de Secundaria que ven cómo año tras año las Ofertas Públicas de Empleo ignoran el acceso al Cuerpo de Catedráticos, plazas que, por otra parte, no consumen tasa de reposición, impidiendo el lógico deseo de reconocimiento profesional y promoción de estos docentes. Máxime cuando no existe, al menos de momento, un modelo de carrera profesional en la función pública docente madrileña que reconozca la dedicación, el esfuerzo, la formación continua, la implicación y, en definitiva, el compromiso activo en la vida y el funcionamiento de los centros. Se trata simplemente de responder a las legítimas expectativas del profesorado, para que su trabajo a lo largo de su vida profesional sea valorado administrativa y socialmente.

 A este hecho, hay que añadir el serio agravio comparativo que sufrimos los docentes madrileños con respecto a los de otras comunidades autónomas en donde sí se han convocado procedimientos selectivos para la adquisición de la condición de catedrático. Las jubilaciones hacen que el ya de por sí menguado número de catedráticos madrileños se vaya reduciendo curso tras curso, al tiempo que van llegando, por concurso de traslados, catedráticos de otras comunidades que, con las prerrogativas que su condición les otorga, ocupan los primeros puestos en los departamentos didácticos, con lo que ello conlleva a la hora de elegir grupos, ostentar la jefatura de los mismos, etc.

Continuar leyendo

La disciplina, un fin en sí misma

Carolina Fernández del Pino Vidal

 

Este verano Alberto Royo, un profesor, músico y autor de libros sobre la educación, mantuvo una conversación en Twitter sobre la disciplina. Se inició cuando alguien aludió a lo necesaria que era para poder desarrollar cualquier actividad educativa y derivó hacia el planteamiento de que, en realidad, además de ser necesaria para poder impartir clase, la disciplina tenía valor por sí misma.

Nunca me había detenido a pensarlo, pero en cuanto lo plantearon me di cuenta de que tenían razón. La disciplina es un valor humano, un hábito que debe enseñarse no solo por su importancia como elemento necesario para cualquier entorno educativo, sino sobre todo por el valor que tiene para el desarrollo de las personas y la convivencia en la sociedad.

La palabra “disciplina” viene de discere, “aprender”. Una de las definiciones que más me gusta es “manera ordenada y sistemática de hacer las cosas, siguiendo un conjunto de reglas y normas”.

La palabra “disciplina” 

viene de discere, “aprender”

 

Cualquier actividad, desde la más nimia, tiene unas reglas y normas que la rigen: cocinar, tocar un instrumento, utilizar las escaleras mecánicas del metro, conducir, etc.

Toda vida feliz se asienta necesariamente sobre la disciplina. Nos permite enfrentarnos a cada aspecto de nuestras vidas, no solo a esas que son consideradas actividades laborales o estudiantiles sino también, por ejemplo, a las relaciones personales. Las relaciones humanas solo podrán funcionar y ser satisfactorias para ambas partes si somos disciplinados. Yo me disciplino para comportarme o realizar acciones que a priori pueden no apetecerme, pero que son beneficiosas para la relación o para la otra persona y para mí misma. La disciplina coarta el instinto primitivo de reaccionar en cada momento de forma natural, lo que podría dañar a las otras personas o a mí. El instinto natural lo tenemos todos, y sin educar, sin disciplinar nuestra vida, tal como la conocemos no sería posible.

Continuar leyendo

Educación: formar en vez de adoctrinar

Manuel Diez Diez blog

Manuel Diez Diez

 

Mucho se ha dicho, escrito y debatido, tanto dentro de la subcomisión parlamentaria como fuera de ella, sobre lo que debe contener el tan deseado y necesario pacto de Estado por la Educación, que como ANPE viene proclamando debe ser social, político y territorial.

Necesario, imprescindible diría yo, pero para ello hay que partir de una premisa de la que hemos carecido en todos estos  cuarenta años de democracia y que a mí me ha tocado vivir en estos treinta ocho años de servicio  activo, previos a la jubilación, que no es otra que concebir el sistema educativo como un instrumento al servicio de la FORMACIÓN de jóvenes y no de ADOCTRINAMIENTO  de los mismos.

El adoctrinamiento lleva a la obnubilación de la razón y hace que los individuos actúen guiados por la pasión, pudiendo transformarse en odio, que llevado a los extremos con que se ha llevado en confesiones religiosas o ideológicas puede conducir a exterminar al que no piense igual, mientras que la formación hace que el sujeto pueda actuar en libertad.

 

El adoctrinamiento lleva a la obnubilación

de la razón  y hace que los individuos

actúen guiados por la pasión

 

El uso político  partidista así como la utilización de la educación como arma política arrojadiza para hacer oposición, desde mi óptica,  es otra  forma de adoctrinamiento y por desgracia es lo que se ha hecho en España por cada uno de los partidos que nos han gobernado tanto del Estado como de las Comunidades Autónomas. Sin variar objetivos, será muy difícil llegar al Pacto.

Continuar leyendo

La nueva alfabetización y el buen criterio

Rosalía Aller Maisonnave

 

El término “neoalfabetización” ya no es nuevo. Aunque el Diccionario académico aún no lo recoge, la pionera red de redes le confiere numerosas entradas, muchas de ellas en el Google Académico, cuya consulta –dicho sea de paso– recomendamos.

Según la UNESCO, el concepto de “alfabetización” tiene numerosas implicaciones, más allá de la enseñanza de la lectoescritura. Esta organización considera “la adquisición y el perfeccionamiento de las competencias de lectoescritura a lo largo de toda la vida como parte intrínseca del derecho a la educación”. Asimismo, hace referencia a su “efecto multiplicador”, pues permite que los pueblos participen plenamente en la sociedad, pero también la considera una “fuerza motriz del desarrollo sostenible”, al favorecer una mayor participación de las personas en el mercado laboral, mejoras en la salud y la alimentación, reducción de la pobreza y ampliación de sus oportunidades de desarrollo.

 

Entre las enseñanzas hemos de incluir,

junto a los conocimientos sólidos,

estrategias que favorezcan el desarrollo

del espíritu crítico

 

Un paso más se ha dado en las últimas décadas y podría decirse que estamos ante una nueva forma de alfabetización: la que ha de preparar para la comprensión e interpretación de un mundo donde lo digital, siempre mutante, ha adquirido un desarrollo exponencial y se ha imbricado de tal forma en nuestras vidas que ya no podemos –quizás tampoco queremos– escapar a sus redes, metafórica y realmente hablando.

Continuar leyendo

¿Para cuándo la firma del Acuerdo Sectorial?

José Antonio Carmona Gómez

 

¿Para cuándo la firma del Acuerdo de la Mesa Sectorial para la mejora de las condiciones de trabajo? Con fecha de 21 de septiembre de 2017 leo en el periódico ABC el siguiente artículo cuyo título es: “Cifuentes anunciará en la Asamblea un plan para mejorar el estatus de los docentes”. Al repasarlo me doy cuenta de que, si bien en un principio la presidenta de la Comunidad de Madrid expone en este varios aspectos de avance para el profesorado, como reforzar la autoridad del profesor (ya legislada en 2010), aumentar los convenios con universidades para la formación inicial y permanente de los docentes (como si esa fuese la razón principal del fracaso escolar de nuestra comunidad y los profesores no nos formásemos continuamente sin recibir ningún tipo de ayuda económica para ello), dedicar un premio al mérito docente, aumentar el prestigio social de la figura del profesor…, en realidad no propone ninguna medida nueva ni específica que sirva para mejorar las condiciones de trabajo de los profesores.

 

Es lógico pedir que se nos valore el esfuerzo

realizado desde hace muchos años

 

Así, si bien estas medidas ya comentadas son interesantes, en ningún momento se habla de la firma del Acuerdo de la Mesa Sectorial de personal docente no universitario de la Comunidad de Madrid para la mejora de las condiciones de trabajo de los funcionarios docentes. En este sí se establecen medidas concretas de progreso en las condiciones laborales y profesionales de nuestro colectivo, tales como: dotación de 500 cupos para la atención a la diversidad, pago del verano a los interinos que hayan trabajado en el curso 2017/18 siete meses, mejoras y ampliación de los permisos y licencias, oferta amplia de empleo público, reducción al 8 % de la tasa de interinidad, dotación de un segundo apoyo de educación infantil a los centros que tengan nueve o más unidades, incremento económico de los sexenios, cobertura de las bajas desde el primer día, reducción del profesorado en expectativa, oposiciones a cátedras…

Continuar leyendo