Tag: centros escolares

Unos grandes profesionales

fernando2

Fernando Martín Ferreras

 

A  raíz de los sucesos acaecidos en un centro de Educación Especial en Getafe donde, a la espera de las decisiones judiciales, la Administración ha dictaminado que no se han producido hechos constitutivos de sanción, una parte de la sociedad y determinados medios de comunicación han determinado que los profesionales que han sido investigados son culpables. La presunción de inocencia, que es garantía en un Estado de derecho, es arrebatada y automáticamente son reos de terribles crímenes contra sus alumnos y se piden para ellos las mayores condenas posibles.

El linchamiento mediático ha sido constante. La búsqueda de testimonios que avalasen esas supuestas malas praxis ha sido incesante, pero sin embargo los padres que defendían la labor intachable que día a día se lleva a cabo en el centro han sido silenciados de manera vergonzante.

No interesa contar que quienes a diario sufren agresiones son los docentes y demás personal del centro. Que es raro el día en que no vuelven a sus casas con un arañazo, un moratón o un mordisco.La situación a la que están siendo sometidos los claustros de estos centros es sumamente injusta. Que su labor, ejercida más allá de lo exigible, sea denigrada por quienes desconocen la realidad es algo que no alcanzan a entender.

Ellos no se quejan. Conocen y quieren a sus alumnos, saben que sus crisis y comportamientos disruptivos son parte de sus características, que es parte de su trabajo canalizar y tratar de minimizar sus efectos y que ello conlleva, en muchos casos, recibir una patada, un puñetazo o un empujón.

Si la labor de enseñar ya es por sí difícil, en este tipo de centros se convierte en una tarea a la que no todo el mundo es capaz de enfrentarse. Los que allí la ejercen lo hacen cargados de compromiso, actitud y profesionalidad. Sin esta mochila resulta imposible aguantar emocionalmente todo lo que este tipo de enseñanza conlleva.

Continue reading

Vuelta al pasado

Manolo

Manuel Diez Diez

 

A  simple vista parece que con este título esté demandando retroceso y, por lo tanto, inoportuno en el plano sindical. Voy a intentar explicar que es lo contrario. Recuperar.

La verdad es que a la hora de recuperar, antes que planteamientos de tipo sindical, los acontecimientos políticos hacen que mi deseo en primer lugar sea la urgencia de recobrar el pasado constitucional de estabilidad democrática, debiendo ser objetivo prioritario para el Estado lograrlo y, a la vez, corregir los errores continuados del pasado, que por dejadez, desde el mal uso de la educación han contribuido a llegar a la situación actual. Una vez más recuerdo que más que nunca hace falta el ansiado “Pacto de Estado” cuyo principal objetivo sea concebir la educación como formación y no adoctrinamiento.

En febrero de 2014 en la revista de ANPE escribía el artículo titulado “¿Para cuándo la vuelta a la normalidad?” y argumentaba lo que significaba para mí la vuelta a la normalidad, que no era otra cosa que recuperar lo que se nos había arrebatado. Hoy, cuatro años después, la recuperación parece que solo aflora en las campañas electorales y que luego lentamente se va poniendo en práctica.Dicho todo esto y a pesar de la grave coyuntura política, no es excusa para enrocarse en ella y no avanzar en la “vuelta al pasado” en derechos que tantos años nos costó alcanzar, y que por efectos de la crisis nos hicieron retroceder y estancarnos en ese retroceso.

Es verdad que en algunas comunidades autónomas se han firmados acuerdos sectoriales importantes, como en Canarias o Madrid, ¡aunque en esta última parece que cuesta ponerlo en marcha! pero la tónica general es de inmovilismo.

Continue reading

A trabajo igual, igual salario

Carolina Fernández del Pino Vidal

 

Las subidas retributivas y las mejoras en cuanto a incapacidad temporal contenidas en el II Acuerdo para la Mejora del Empleo Público responden a la necesidad imperiosa de ofrecer un alivio económico a los funcionarios después de años de recortes que no solo afectaron sus retribuciones sino también sus condiciones laborales, aumentando la carga horaria e imponiendo un sistema de descuento de haberes en caso de incapacidad temporal que dio lugar a situaciones a veces esperpénticas.

En el caso de los profesores madrileños, estos recortes supusieron una pérdida de un 20 % del poder adquisitivo. El acuerdo evidentemente no compensa esta pérdida ya que contempla un incremento total, en el mejor de los casos, en torno al 8 %, pues para que se alcance esta cifra se deben cumplir los requisitos establecidos con respecto al crecimiento del PIB y el objetivo de estabilidad. En el caso de la Comunidad de Madrid la situación es aún más sangrante, porque junto con los profesores de Cataluña somos los únicos cuyo salario medio se sitúa por debajo del salario medio de su comunidad, con una brecha de aproximadamente 200 euros mensuales.

Esta diferencia salarial en relación a otros profesionales de nuestra comunidad representa solo otro “suma y sigue” más, antes incluso de añadir la diferencia salarial que sufrimos con respecto a docentes de otras comunidades, donde profesionales que desarrollan las mismas funciones y pertenecen al mismo cuerpo estatal que nosotros pueden llegar a cobrar mensualmente hasta 900 euros más.

Los últimos acontecimientos que han tenido lugar en Cataluña han hecho aún más patentes, si cabe, las grietas que se han ido formando en la base misma de nuestra nación. Entre otras, la financiación autonómica, la desmembración del sistema educativo, las diferencias en cuanto a impuestos de distintos tipos, la distinta aplicación de legislación nacional, como por ejemplo el RD Ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público, que concretamente en Madrid se aplicó con vehemencia mientras que otras comunidades sortearon sus restricciones, por lo que sirvió de colofón para marcar las diferencias laborales entre los profesores de distintas comunidades.

Continue reading

Calidad educativa versus burocracia docente

03---ESTEBAN

Esteban Serrano Tamayo

 

Desde ANPE llevamos años reclamando la simplificación de las tareas burocráticas en los centros escolares por su repercusión en la calidad de la educación y en la optimización del tiempo del profesorado. Desde mi punto de vista, calidad educativa y burocracia docente son inversamente proporcionales.

Todos somos conscientes de la enorme cantidad de documentos administrativos que deben rellenar los docentes y que hemos asumido como una parte de nuestra labor educativa, tan alejada del proceso de enseñanza-aprendizaje. Si preguntamos a cualquier profesor sobre la burocratización de nuestro trabajo, rápidamente se le vendrán a la cabeza actas y más actas sobre reuniones de equipo docente, departamento, distintas comisiones, tutorías, evaluaciones, comisión de coordinación pedagógica, planes de convivencia, programaciones y unidades didácticas… y así hasta un largo etcétera que obliga al profesorado a una rendición de cuentas que imposibilita dedicar su tiempo a tareas que tendrían una incidencia directa en el alumnado.

Esta situación ya la corroboraba un estudio de ANPE-Madrid entre el profesorado de las distintas etapas educativas realizado en mayo del año 2010, donde cerca del 85 % de los docentes consideraba excesiva la burocracia en los centros de la Comunidad de Madrid y perjudicial para el ejercicio de su profesión, sin influir en una mejora de los resultados escolares y en la calidad de nuestro sistema educativo.

Con el paso de los años, esta carga de trabajo administrativo que sufren los docentes no ha disminuido, sino todo lo contrario, ha aumentado con las sucesivas leyes educativas hasta llegar a la actual Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa (LOMCE). Así, a la hora de programar cada área, los docentes deben sumar a los objetivos, contenidos, competencias clave y criterios de evaluación, un nuevo elemento curricular: los estándares de aprendizaje. Estos estándares determinan hasta qué punto hemos logrado o no un criterio de evaluación delimitando el grado de éxito que se ha conseguido durante el proceso de enseñanza/aprendizaje, comprobación que debe realizarse a cada alumno y a cada criterio de evaluación y que lo convierte en un proceso extenuante por la cantidad de ítems a rellenar.

Continue reading

La motivación de Wang

Rosalia2016

Rosalía Aller Maisonnave

… porque consideren los que heredaron nobles estados
cuán poco se les debe, pues Fortuna fue con ellos parcial,
y cuánto más hicieron los que, siéndoles contraria,
con fuerza y maña remando, salieron a buen puerto.
Lazarillo de Tormes, 
Prólogo

A  diario redes sociales y telediarios compiten por difundir noticias que muestran la cara más baja, perversa, deshonesta o patética de nuestra especie. Cuando entre ellas aparece una rara avis que evidencia, desde su sencillez de hecho cotidiano, la otra dimensión, la admirable, la heroica, el hecho se convierte en sorpresa y, rápidamente, se vuelve viral. Estamos necesitados de belleza interior, de bondad, de verdad.

Recién inaugurado el 2018, golpeó conciencias la conmovedora historia de Wang Fuman. A sus ocho años camina a diario 4,5 kilómetros para llegar a la escuela, con ropa inadecuada para resistir las temperaturas bajo cero que han dejado su pelo como un gran copo de nieve. Ni la inclemencia del clima ni la pobreza de su entorno ni las risas de sus compañeros ni la insensibilidad de las autoridades impiden que cumpla rigurosamente con la asistencia y sea un alumno destacado en matemáticas, escribiendo con unas manitas heridas y prematuramente envejecidas por el intenso frío.

Ha sido su sabio maestro quien ha tomado y difundido esta foto cargada de simbolismo, para hacer visible una dura realidad, que pronto generó como respuesta una generosa recaudación para revertir la situación precaria del niño, otra noticia que puede animarnos a seguir creyendo en lo mejor de la condición humana. La otra cara de la moneda es que, según también informan los medios, el pequeño solo ha recibido un 2 % de esos donativos. La organización recaudadora ha decidido que el resto (¡el 98 %!) estará destinado a “otros niños que viven como él en condiciones precarias”. Puede ser, pero de ellos debería ocuparse el Gobierno –añadimos– en lugar de administrar “discrecionalmente” un dinero que no era para sus manos, sino para las enrojecidas y maltrechas del pequeño Wang.

Continue reading

“And the winner is…”

 fernandowebFernando Martín Ferreras

 

El Global Teacher Prize es un premio anual de 1 millón de dólares de la Fundación Varkey entregado a un/a maestro/a innovador/a y comprometido/a que haya tenido un impacto inspirador en su alumnado y en su comunidad.

El ganador o la ganadora es elegido/a por la importante Academia del Global Teacher Prize, compuesta por directores de escuela, expertos en educación, comentaristas, periodistas, funcionarios públicos, emprendedores tecnológicos, directores de empresas y científicos de todo el mundo. (Fuente: Wikipedia).

Este premio de unos años para acá (lleva tres ediciones) se ha convertido en foco mediático, al menos en España, a raíz de encontrarnos en sus ediciones con representantes de nuestro país.

No seré yo quien dude de la capacidad de nuestros docentes elegidos, pero sí que me gustaría incidir en el perfil de quienes son objeto de alabanzas por parte de un jurado compuesto, como antes he reflejado, en su inmensa mayoría por personas ajenas al ejercicio de la docencia de la franja de edad exigida a los candidatos.

El perfil es el de un maestro “innovador y comprometido”, que para este jurado parece ser alguien que apuesta por el efectismo en sus clases más allá de la capacidad de mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje, siendo de esta manera “innovador” frente a “tradicional”. Creo que la gran mayoría de los docentes de este país lo son, y lo son porque más allá de hacer trucos de magia, vídeos en YouTube o tocar el cajón flamenco son capaces de dar lo mejor de sí mismos cada día que pisan su centro educativo, de emplear —pese a las trabas burocráticas, excesivas ratios, familias poco colaboradoras o alumnos disruptivos— todos sus recursos pedagógicos y la experiencia adquirida, sin alardes asombrosos y adaptándolos al grupo, al individuo, al momento concreto y al objetivo propuesto, para sacar lo mejor de su alumnado. Un docente está innovando desde el momento en que adapta sus propuestas al interés de los alumnos, a sus conocimientos previos o a sus necesidades. Y eso lo hace cada día, planificando, aplicando y evaluando los resultados.

Continue reading

En contra de una escuela inclusiva

Ricardo Moreno Castillo

 

El título de la conferencia puede parecer reaccionario y políticamente incorrecto. Y en efecto, sería reaccionario si fuera la expresión de un deseo, pero no es así. Es la constatación de lo que a mi juicio es una imposibilidad. No cabe duda que sería deseable una enseñanza obligatoria hasta los dieciocho años de la cual salieran todos con una solidad formación científica y humanística, dominando el latín y un par de lenguas modernas. Sería estupendo, pero sabemos que no es posible. No todo el mundo tiene la inteligencia, y la capacidad de trabajo para ello. Y si nos empeñamos en conseguir lo imposible gastamos un tiempo, unos recursos y unas energías que estarían mejor invertidas en conseguir lo que sí es posible. Algo así como si desviáramos parte de los recursos dedicados a la investigación médica a crear una pócima que conceda la inmortalidad. No solo no se conseguiría la inmortalidad, sino que la sanidad retrocedería al quedar con menos recursos. Entonces desearía que antes de descalificar este discurso como reaccionario y retrógrado se reflexionase cuidadosamente sobre los argumentos que vendrán a continuación. Puedo estar equivocado, por supuesto, y que la inmortalidad sea posible, pero mientras no se me convenza de ello es absurdo llamar reaccionario a quien piensa que la muerte es inevitable.

El mismo aire que hace posible

el vuelo también lo dificulta

 

Además, el tema del cual vamos a tratar es más amplio de lo que indica el título, pues la alternativa entre escuela inclusiva y exclusiva no es más que una manifestación de otras que a su vez no son más que la natural consecuencia de la misma finitud del mundo y la de la condición humana. Y esa finitud da lugar a tres limitaciones extremadamente dolorosas pero que negarlas en nombre de lo políticamente correcto solo lleva a utopías irrealizables y a delirios. Las tres limitaciones son las siguientes:

1. Toda posibilidad es un límite.
2. La igualdad de oportunidades genera desigualdades.
3. La libertad y la igualdad son casi siempre cada una de ellas la frontera de la            otra.

Continue reading

La disciplina, un fin en sí misma

Carolina Fernández del Pino Vidal

 

Este verano Alberto Royo, un profesor, músico y autor de libros sobre la educación, mantuvo una conversación en Twitter sobre la disciplina. Se inició cuando alguien aludió a lo necesaria que era para poder desarrollar cualquier actividad educativa y derivó hacia el planteamiento de que, en realidad, además de ser necesaria para poder impartir clase, la disciplina tenía valor por sí misma.

Nunca me había detenido a pensarlo, pero en cuanto lo plantearon me di cuenta de que tenían razón. La disciplina es un valor humano, un hábito que debe enseñarse no solo por su importancia como elemento necesario para cualquier entorno educativo, sino sobre todo por el valor que tiene para el desarrollo de las personas y la convivencia en la sociedad.

La palabra “disciplina” viene de discere, “aprender”. Una de las definiciones que más me gusta es “manera ordenada y sistemática de hacer las cosas, siguiendo un conjunto de reglas y normas”.

La palabra “disciplina” 

viene de discere, “aprender”

 

Cualquier actividad, desde la más nimia, tiene unas reglas y normas que la rigen: cocinar, tocar un instrumento, utilizar las escaleras mecánicas del metro, conducir, etc.

Toda vida feliz se asienta necesariamente sobre la disciplina. Nos permite enfrentarnos a cada aspecto de nuestras vidas, no solo a esas que son consideradas actividades laborales o estudiantiles sino también, por ejemplo, a las relaciones personales. Las relaciones humanas solo podrán funcionar y ser satisfactorias para ambas partes si somos disciplinados. Yo me disciplino para comportarme o realizar acciones que a priori pueden no apetecerme, pero que son beneficiosas para la relación o para la otra persona y para mí misma. La disciplina coarta el instinto primitivo de reaccionar en cada momento de forma natural, lo que podría dañar a las otras personas o a mí. El instinto natural lo tenemos todos, y sin educar, sin disciplinar nuestra vida, tal como la conocemos no sería posible.

Continue reading

Educación: formar en vez de adoctrinar

Manuel Diez Diez blog

Manuel Diez Diez

 

Mucho se ha dicho, escrito y debatido, tanto dentro de la subcomisión parlamentaria como fuera de ella, sobre lo que debe contener el tan deseado y necesario pacto de Estado por la Educación, que como ANPE viene proclamando debe ser social, político y territorial.

Necesario, imprescindible diría yo, pero para ello hay que partir de una premisa de la que hemos carecido en todos estos  cuarenta años de democracia y que a mí me ha tocado vivir en estos treinta ocho años de servicio  activo, previos a la jubilación, que no es otra que concebir el sistema educativo como un instrumento al servicio de la FORMACIÓN de jóvenes y no de ADOCTRINAMIENTO  de los mismos.

El adoctrinamiento lleva a la obnubilación de la razón y hace que los individuos actúen guiados por la pasión, pudiendo transformarse en odio, que llevado a los extremos con que se ha llevado en confesiones religiosas o ideológicas puede conducir a exterminar al que no piense igual, mientras que la formación hace que el sujeto pueda actuar en libertad.

 

El adoctrinamiento lleva a la obnubilación

de la razón  y hace que los individuos

actúen guiados por la pasión

 

El uso político  partidista así como la utilización de la educación como arma política arrojadiza para hacer oposición, desde mi óptica,  es otra  forma de adoctrinamiento y por desgracia es lo que se ha hecho en España por cada uno de los partidos que nos han gobernado tanto del Estado como de las Comunidades Autónomas. Sin variar objetivos, será muy difícil llegar al Pacto.

Continue reading

¿Para cuándo la firma del Acuerdo Sectorial?

José Antonio Carmona Gómez

 

¿Para cuándo la firma del Acuerdo de la Mesa Sectorial para la mejora de las condiciones de trabajo? Con fecha de 21 de septiembre de 2017 leo en el periódico ABC el siguiente artículo cuyo título es: “Cifuentes anunciará en la Asamblea un plan para mejorar el estatus de los docentes”. Al repasarlo me doy cuenta de que, si bien en un principio la presidenta de la Comunidad de Madrid expone en este varios aspectos de avance para el profesorado, como reforzar la autoridad del profesor (ya legislada en 2010), aumentar los convenios con universidades para la formación inicial y permanente de los docentes (como si esa fuese la razón principal del fracaso escolar de nuestra comunidad y los profesores no nos formásemos continuamente sin recibir ningún tipo de ayuda económica para ello), dedicar un premio al mérito docente, aumentar el prestigio social de la figura del profesor…, en realidad no propone ninguna medida nueva ni específica que sirva para mejorar las condiciones de trabajo de los profesores.

 

Es lógico pedir que se nos valore el esfuerzo

realizado desde hace muchos años

 

Así, si bien estas medidas ya comentadas son interesantes, en ningún momento se habla de la firma del Acuerdo de la Mesa Sectorial de personal docente no universitario de la Comunidad de Madrid para la mejora de las condiciones de trabajo de los funcionarios docentes. En este sí se establecen medidas concretas de progreso en las condiciones laborales y profesionales de nuestro colectivo, tales como: dotación de 500 cupos para la atención a la diversidad, pago del verano a los interinos que hayan trabajado en el curso 2017/18 siete meses, mejoras y ampliación de los permisos y licencias, oferta amplia de empleo público, reducción al 8 % de la tasa de interinidad, dotación de un segundo apoyo de educación infantil a los centros que tengan nueve o más unidades, incremento económico de los sexenios, cobertura de las bajas desde el primer día, reducción del profesorado en expectativa, oposiciones a cátedras…

Continue reading