Entradas correspondientes a la etiqueta 'Acción'

Dic 01

Carta del presidente de ANPE-Madrid: elecciones sindicales

Querido/a compañero/a:

Francisco Melcón, presidente de ANPE-Madrid

La docencia tiene un relevante papel social y contribuye decisivamente al desarrollo de cada individuo y al progreso de la sociedad. Algo que, al parecer, no quieren entender nuestros gobernantes, insensibles con nuestro trabajo y con las dificultades que encontramos a diario en las aulas.

Nuestra situación ha ido empeorando año tras año con una pérdida sin precedentes de derechos retributivos, laborales y sociales, reflejada en una mengua en derechos laborales y retributivos, el aumento del horario lectivo y de las ratios, la tardía cobertura de las bajas por enfermedad, las condiciones precarias del profesorado interino y una larga lista de recortes que seguimos padecido.

Los docentes hemos sufrido en Madrid una reducción del 30 % en nuestro poder adquisitivo en los últimos cuatro años, como consecuencia de la rebaja del sueldo en 2010, las sucesivas congelaciones salariales y la injusta supresión de la paga extra de 2012. Para 2015 se anuncia la quinta congelación, otro duro golpe a las condiciones de trabajo del profesorado de la enseñanza pública.

Y a todo esto se añaden los reproches y dudas sobre nuestra profesionalidad, que lesionan gravemente la consideración social de los docentes y nos han hecho tanto daño como los propios recortes.

El trato directo con los alumnos es el hecho más importante y gratificante de esta profesión, que a pesar de todo nos entusiasma. Estamos apasionados por la educación, por la tarea que la enseñanza pública realiza para el bien común y por sus posibilidades de abrir horizontes en la sociedad.

ANPE demanda al Gobierno Regional un incremento urgente de la inversión educativa, que ha descendido en miles de millones de euros desde 2010, la recuperación del poder adquisitivo del profesorado y la mejora de las condiciones en que se desarrollan los procesos de enseñanza-aprendizaje en nuestra comunidad.

Es preciso que la sociedad entera —políticos, familias, agentes sociales y medios de comunicación— realice un esfuerzo por reconocer la importancia de la tarea que llevamos a cabo los docentes, y la educación se convierta en un proyecto común, que suscite los mayores consensos y nos ayude a superar esta crisis.

Concurrimos a estas elecciones sindicales después de cuatro años de trabajo incansable pero con pocos frutos, debido a la intransigencia de una Administración regional que ha focalizado las medidas de ajuste presupuestario y los recortes en un servicio esencial como es la educación.

Por todo ello, ANPE exige:

Jul 07

“Si tu no te ayudas, nadie te va a ayudar”

 

Inmaculada Suárez, responsable del servicio Defensor del Profesor de ANPE-Madrid

Inmaculada Suárez, responsable del servicio Defensor del Profesor de ANPE-Madrid

Si volvemos la vista atrás intentando buscar causas y poner fecha a un hecho incuestionable como es el de la pérdida de autoridad del profesor, nos encontraremos con serias dificultades para determinar el cuándo y el porqué. Lo único que sí conocemos con certeza son las consecuencias que, por esta pérdida, estamos sufriendo.

Es cierto, la imagen que de nosotros han pretendido dar los políticos –declaraciones desafortunadas, por desgracia, no faltan–, en un intento de descargar responsabilidades propias sobre hombros ajenos, ha contribuido a que el vaso se desborde, pero no es menos cierto que, como colectivo, somos responsables de haber practicado poco la filosofía de autoayuda: si tú no te ayudas, nadie te va a ayudar.

En ocasiones no lo hemos hecho por temor a que nos pudiesen colgar el sambenito de malos profesionales, otras por la inseguridad que nos produce el sentir cómo, poco a poco, se nos van arrebatando nuestras competencias como educadores, con la aquiescencia de todo el entorno educativo. Hemos ido cediendo terreno ante las modernas teorías pedagógicas del laissez-faire, hasta llegar al punto en el que todo vale cuando el que lo sufre es el profesor.

Acostumbrados a guardar silencio y aguantar estoicamente los problemas de convivencia de todo tipo, nos olvidamos de algo importante y es que en nuestras manos está el exigir que se cumpla la Ley.

Y ejemplos positivos no nos faltan… Véase el caso de la profesora que, harta de aguantar el acoso de sus alumnos y de sufrir episodios de ansiedad y depresión, decidió poner una denuncia ante la policía. La prensa se hizo eco del suceso y se convirtió en noticia por la poca frecuencia con que se da este tipo de denuncia y por las consecuencias que esta tuvo para los alumnos, que hasta ese momento se consideraban impunes.

La ley del silencio, que se nos anima a practicar desde distintos sectores educativos de nuestro entorno, solo contribuye a perpetuar conductas antisociales. Cuando, ante hechos probados, prestamos oídos a aquellos que pretenden introducir en nosotros la sombra de la duda, induciéndonos a pensar que algo puede ser que hayamos hecho para merecer ese trato vejatorio, perdemos la oportunidad de que se haga justicia ante hechos injustificables y se dicten sentencias ejemplarizantes como algunas recientes. En ellas, las agresiones a profesores se han saldado con penas de hasta ocho meses de cárcel, además de las indemnizaciones y multas correspondientes.

Debemos ejercer nuestros derechos ante una agresión. (fuente: http://traficodeemociones.wordpress.com)

Debemos ejercer nuestros derechos ante una agresión. (fuente: http://traficodeemociones.wordpress.com)

 

Nadie pretende, desde luego, judicializar la convivencia en los centros, pero el pecado de omisión también nos puede pasar factura. El no actuar por la preocupación y el miedo de despertar iras ajenas, el escuchar a consejeros que para su tranquilidad personal (y supuestamente la nuestra) nos animan a pedir disculpas reconociendo así hechos que no son ciertos, acaba convirtiéndose en una trampa para el docente. Esta actitud junto a la práctica habitual del “sálvese quien pueda”, contribuye a acrecentar la sensación de impunidad a la que se les tiene acostumbrados a padres y alumnos.

Jun 23

Día de la Educación Física en la calle

VIDA EN LOS CENTROS

 

El Día de la Educación Física en la Calle (DEFC) es una iniciativa que se empezó a realizar en Asturias hace tres años y que consiste en sacar a los alumnos a la calle a realizar actividades de Educación Física (EF) un día al año.

Lo que se pretendía era hacer una fiesta de la EF que tuviera como fin promocionar un estilo de vida activo para todos, además de poner de manifiesto la importancia que la práctica del deporte tiene para la sociedad. Por último, se buscaba que la sociedad fuera consciente de lo que ha cambiado la EF en los últimos 20 años y que viera las diferentes actividades que el profesorado realiza con sus alumnos, que poco tienen que ver con las de épocas anteriores.

Este año, además de los 35 centros asturianos del año pasado, se han unido a la iniciativa centros de Galicia, Cantabria, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, Cataluña, Murcia, Melilla y Marruecos. En total, más de 9.000 alumnos de Primaria y Secundaria participaron en esta actividad por toda España, y en la Comunidad de Madrid no podíamos dejar pasar la oportunidad de participar en algo tan bonito.

 

Un grupo de profesores de Las Rozas se juntaron y planificaron su Día de la Educación Física en la Calle con estos objetivos:

  1. Mostrar la nueva Educación Física (integradora, variada y divertida) y concienciar de la importancia de dicha área para el desarrollo integral del alumnado de todas las edades.
  2. Fomentar un Estilo de Vida Activo (EVA).
  3. Advertir de los altos índices de sedentarismo en nuestro país con el consiguiente problema de salud y elevado gasto sanitario.
  4. Promover un aumento del tiempo de Educación Física como demandan desde 2007 el Parlamento Europeo, la OMS y, más recientemente, el Ministerio de Sanidad.
  5. Educar en valores como esfuerzo, autosuperación, cooperación, integración de cualquier persona sin importar raza, condición o sexo, consumo responsable, etc.
  6. Fomentar el uso de un transporte no contaminante.


Los profesores participantes en la actividad fueron Tristán y Corinne, del CEIP Los Olivos; Nieves, de La Encina; Manolo y Alberto, del San Miguel, y Mirella, del Fernando de los Ríos, con la inestimable ayuda de los tutores y alumnos de prácticas.

La actividad se desarrolló el 30 de abril en la Plaza de España de Las Rozas y fue un rotundo éxito.

ANPE-Madrid estuvo en el Día de la Educación Física en la calle.

ANPE-Madrid estuvo en el Día de la Educación Física en la calle.

 

Para empezar, se organizó a los alumnos en grupos de 20 niños y niñas de todos los colegios. A cada grupo se le asignó un color distintivo y, por orden, fueron visitando cada una de las estaciones asignadas a su color. La duración de éstas fue aproximadamente de unos 20 minutos.

El evento terminó con una exhibición de un deporte nuevo llamado chutball y con el baile de la canción de moda: Happy.

Los alumnos de 4.º y 5.º de Primaria disfrutaron de dos horas de actividades muy divertidas, en las que el compañerismo y la alegría fueron la nota predominante. Además, como colofón, Antena 3 Televisión estuvo grabando para su programa “El Estirón”.

El programa El Estirón estuvo presente.

El programa El Estirón estuvo presente.

 

ANPE-Madrid estuvo representado por Esther Casado Labella, delegada de zona Oeste, quien participó en el evento.

Jun 06

Balance de un curso que se termina

Francisco Melcón, presidente de ANPE-Madrid.

Francisco Melcón, presidente de ANPE-Madrid.

En unos días diremos adiós a otro curso escolar. Un año de duro trabajo en difíciles condiciones que, además, coincide con la recta final de la presente legislatura. Creo que se impone hacer balance.

Yo soy profesor y partidario de una evaluación objetiva de los hechos, en este caso, la enseñanza pública en la Comunidad de Madrid. Para ello, he colocado en una balanza lo bueno y lo malo; lo peleado; lo conseguido y lo logrado… Lo perdido; los recortes, las políticas, los derechos del profesorado, etc. He hecho examen y mi conclusión no podría ser más desalentadora: la situación educativa no mejora.

Y no es porque la enseñanza pública madrileña tenga unos malos mimbres. ¡No! Los cimientos, que son su profesorado, son fuertes, pero los ladrillos que deben darle forma y apuntalar su crecimiento están debilitándose. La falta de un mínimo contenido negociador en la Mesa Sectorial –reducida a un papel testimonial–, la ausencia de transparencia, y la falta de comunicación con los representantes del profesorado siguen siendo la tónica dominante. Los canales de comunicación con los agentes sociales han sido dinamitados por la Consejería de Educación y cada vez se hace más difícil, sino imposible, tender nuevos puentes o reconstruir los ya existentes. No hay diálogo y mucho menos consenso.

La Administración se ha enrocado en una actitud antisindical y en la toma de decisiones unilaterales, con un talante que genera crispación y una forma de conducir la educación que no puede (ni debe) continuar. El debate, necesario y constructivo, sobre los temas educativos no existe ni en el Consejo Escolar ni en la Mesa Sectorial. La Consejería de Educación ha encontrado en los titulares de prensa el medio para anunciar sus medidas educativas, dejando de lado al profesorado y a sus representantes. Ha preferido provocar una suerte de debate demagógico en los medios de comunicación, lejos de miradas expertas, en su búsqueda del aplauso fácil. Y no le ha importado poner en solfa la valía del profesorado que está a su cargo, cuestionando su profesionalidad o cualificación.

El curso que termina, a un año escaso de las elecciones autonómicas, ha dejado patente la falta de interés del Gobierno regional por la enseñanza pública, más allá de proyectos estrella como el Bilingüismo o el Bachillerato de Excelencia, que a duras penas pueden maquillar el paulatino desmantelamiento de la escuela pública.

La falta de inversión; la disminución de las plantillas; la reducción de otros programas básicos; la apuesta por un modelo que no considera a la enseñanza pública el pilar fundamental del sistema educativo; el cierre paulatino de unidades de la red pública desde hace varios años, sin que disminuyan los conciertos; la idea recurrente de que el servicio educativo no debe ser prestado necesariamente por la Administración ni por funcionarios, sino que puede transferirse a la iniciativa privada, con tal de que el ciudadano esté satisfecho, nos llevan a concluir que tanto el Gobierno regional como la Consejería de Educación tienen el objetivo de avanzar hacia la privatización de la prestación del servicio educativo. Algo que ya se intentó, sin éxito, con la sanidad madrileña.

La desconsideración (por usar un término suave) hacia los docentes madrileños, sus docentes, ha evidenciado el verdadero talante y los tics de quienes dirigen la educación madrileña.

No han dudado a la hora de llamarnos vagos, privilegiados e ignorantes, señalándonos como responsables de las deficiencias del sistema educativo. Y tampoco les ha temblado el pulso a la hora de atribuirse para sí los méritos del mismo sistema que critican (y gestionan). Sólo hay que volver a leer las declaraciones del Gobierno sobre los resultados de PISA.

Defienden un concepto añejo y simplista de la educación reducido a algunos tópicos, cuando la forma de vida y las sociedades evolucionan y son cada vez más complejas. Lejos de reforzar los atributos profesionales de los docentes, el Ejecutivo parece que busca reducir sus competencias en favor de un tipo de profesor que sea un mero ejecutor de directrices metodológicas y curriculares. Unas concepciones que están alejadas de la realidad social y de la tradición educativa española de los últimos treinta y cinco años, que se perciben extemporáneas y ajenas al sentir mayoritario del profesorado y de la comunidad educativa.

He hecho balance y, si bien el profesorado de la enseñanza pública madrileña ha realizado un trabajo sobresaliente, su Consejería de Educación ha sacado el más clamoroso de los suspensos.

La enseñanza pública funciona gracias a ti

La enseñanza pública funciona gracias a ti

Mar 18

Los sindicatos importantes, pero incómodos… para los gobiernos

Manuel Diez Diez, vicepresidente ANPE-Madrid

Manuel Diez Diez, vicepresidente ANPE-Madrid

Desde que a comienzos del siglo XIX, y como uno de los efectos de la Revolución Industrial, –en España un poco más tarde– y hasta la fecha, el movimiento sindical no ha ido más que avanzando en su consolidación y en su reconocimiento institucional, como un elemento más en la cimentación del sistema democrático, ¡a pesar de algunos!

A partir de ahí la negociación, la presión y la movilización han hecho que el avance en las condiciones laborales, sociales y retributivas de los trabajadores se haya ido plasmando en importantes acuerdos sindicales.

Sin embargo, ahora llega la crisis y, sin serlo, una parte de la sociedad quiere verlos culpables de ella. Como consecuencia, parte la clase política, alentada por los “tertulianos afines”, comienzan una campaña de descrédito sindical, desproporcionada, innecesaria e impropia de quienes ostentan el poder derivado de la participación ciudadana, que le ha otorgado su confianza. Desprestigiando e incluso olvidando, que son esos mismos ciudadanos los que les han confiado su representatividad a esos mismos sindicatos que ahora denigran. Algo inusual y contradictorio –con eso no quiero decir que si alguien ha cometido errores no los pague…–.

Esto es lo que ha ocurrido en la Comunidad de Madrid, su mayoría absoluta continuada y respetada, porque así lo han querido los ciudadanos, les ha llevado a sustituir el diálogo y la negociación por la imposición. Abuso de poder, diría yo, que no nos deja otra salida que el recurso a los tribunales en defensa de nuestros derechos, y lo que es más importante, de los de los nuestros representados. Mala fe negocial, por usar términos del Estatuto Básico del Empleado Público.

Ciertamente al gobernante de incomoda la oposición y quien le critica su gestión. Los gobiernos tiene la representación legítima de los ciudadanos para tomar medidas y gobernar, y los sindicatos la tienen de sus afiliados y del colectivo a quien representan para dialogar, negociar y buscar acuerdos que mejoren la situación sociolaboral, y cuando hay ruptura del dialogo y se producen retrocesos, iniciar la presión para buscarlos. Ese es su deber y su obligación y a la que no pueden renunciar.

Sep 10

Bienvenidos a Profesores en acción

Bienvenidos a Profesores en acción, un blog que nace con la ilusión de convertirse en un espacio de encuentro y reflexión para todos aquellos docentes que actualmente (pese a la crisis y los recortes), desarrollan su trabajo en la Educación Pública. Profesionales que, con ánimo y disposición, inasequibles al desaliento, superan todos y cada uno de los desafíos que salen a su paso, porque son conscientes de que su trabajo es de una importancia vital para el futuro de este país.

Profesores en acción en el aula

Profesores en acción en el aula (fuente:anpe.es)

Profesores en acción quiere compartir contigo las reflexiones de otros profesionales de la educación sobre temas que afectan a la cuestión docente (buenas prácticas en el aula, nuevas corrientes pedagógicas, metodología, etc.), abrir un espacio para el intercambio, donde analizar la realidad que nos afecta (recortes, políticas educativas, normativa…). Pretende ayudarte con la burocracia diaria, aportando información de utilidad sobre aquellos procesos que nos afectan, pero que no llegamos a comprender bien; intercambiar recursos educativos para que nuestras clases sean mucho más dinámicas, o señalarte aquellos cursos o herramientas de interés con los que seguir llenando ese enorme baúl que llamamos experiencia.

Baúl lleno de experiencias

Un baúl lleno de experiencias (fuente: elbauldepiruletas.blogspot.com)

En definitiva, busca ser un espacio donde todos los docentes de la Pública podamos encontrarnos, acompañarnos y apoyarnos, y donde se ponga en valor la importante labor que el profesorado desarrolla día tras día en las aulas.