Las intenciones las conocemos… Los hechos los esperamos

Manuel Diez Diez

Manuel Diez Diez

 

Comenzamos un nuevo curso, pienso que más organizado que los precedentes, con un nuevo equipo de gestión de la educación en la Comunidad de Madrid, con intenciones de actuación plausibles y loables ,y donde tras dos legislaturas de nulos avances, recortes continuados y escasa consideración al colectivo docente, esperamos verlas plasmadas en hechos.

Hay tarea por realizar. Voluntad de aportación de sugerencias e ideas por parte de ANPE, no va a quedar.

Hemos comenzado bien, reconociendo necesidad de cambio, hablando, sugiriendo, aportando y esperando recoger el fruto, paso a paso, a lo largo del curso, fecha donde hay intención de cerrar pactos en un nuevo Acuerdo Sectorial. Después de ocho años de recortes, opacidad y falta de trasparecía. ¡No está mal!

Son muchos y urgentes los cambios y mejoras que necesitamos los docentes y el sistema educativo madrileño en general:

  • Tenemos la ratio media más alta de España. Supera en un punto la media. Es necesario por tanto efectuar los desdobles necesarios para buscar un equilibrio con el resto y mejorar la calidad, que no solo se hace con leyes, sino con recursos.
  • A falta de datos oficiales, pues la opacidad ha sido la nota dominante, incrementando significativamente el número de alumnos, tenemos cerca de 4.000 profesores menos que hace cinco cursos, valorando positivamente el incremento de unos 525, en el presente.
  • Tenemos una de las tasas de interinidad más altas de España, ronda el 20 %. Esto significa altísimo porcentaje de empleo precario e inestabilidad en las plantillas de los centros, tan perjudicial para la continuidad de los proyectos educativos y negativo para la calidad del sistema. Las múltiples medias jornadas y tercios agudizan la precariedad.
  • Tenemos una regulación de ordenación de las listas de interinos donde se desprecia la experiencia, donde se niega la habilitación para el desempeño del puesto de trabajo a quienes lo habían hecho en más de 20 años, en algunos casos ¡inaudito! Pero real. Urge un acuerdo con un equilibrio en los aspectos del baremo y que recupere derechos arrebatados, como el cobro del verano. También el reconocimiento de sexenios que uno a uno van reconociendo los tribunales y que insólitamente la Consejería de Educación no ha querido reconocer. Parece que hay voluntad de diálogo. ¡Importante!
  • Las licencias por estudio retribuidas son un derecho reconocido por ley y obviado por la Comunidad de Madrid, agravado con la falta de ayudas para la formación. Formarse en la universidad, Escuelas de Idiomas etc. significa desembolso económico del profesor. ¿Dónde está el derecho a la formación?
  • Quizás no sea muy ético hablar de retribuciones en estos tiempos tan difíciles, pero si estamos saliendo de la crisis y Madrid es la locomotora económica española… es cuestión de revisar nuestro orden en el escalafón nacional. De los últimos puestos, no hemos salido…

Podría seguir. Cierto es que los todavía vigentes Reales Decretos 14/ 12 y 20/12, que el Gobierno central se resiste a derogar, sirven de excusa para seguir sin cubrir las bajas del profesorado de  forma inmediata o para que al profesorado que se ponga enfermo se le deduzcan haberes.

Es responsabilidad del Gobierno de la nación, pero también del regional intentar que estos efectos negativos vayan desapareciendo tanto en el plano individual del profesorado, como en el global de la educación, en general. Tenemos tarea, buenas intenciones y lo que hace falta es que a final de curso haya una evaluación positiva, no queden pendientes para septiembre y se haya roto esa singularidad de Madrid, con respecto al resto de España. Que las buenas intenciones se hayan transformado en hechos.   

Deja un comentario