Educación Infantil: la base de la educación de la persona

Manuel Diez Diez

Una vez más, desde estas páginas, expreso mi alta consideración por el trabajo que realizan las compañeras/os de Educación Infantil. Siempre  ha sido para mí lo más difícil profesionalmente, “sustituir” en esta etapa educativa. Indudablemente, las administraciones educativas, no piensan como yo, ya que en vez de mejorar las condiciones laborales con el incremento de la dificultad del puesto de trabajo, las  retroceden.

087-DSC_0367

No es demagogia, es pura realidad. Ya no vamos a hablar de aquel complemento retributivo adicional, que se cobraba hasta principios de los años 80, cuando aún no est

aban escolarizados ni tan siquiera todos los niños de cuatro años, me estoy refiriendo al progresivo aumento de las ratios profesor alumno en esta etapa educativa. Se están generalizando

El artículo 14 de la LOE, establece los principios pedagógicos  de esta etapa. De entre los siete, me voy a fijar solo en uno, para mí el más justificativo de la importancia de esta etapa, el 3, que dice: en cifras de 27 alumnos por aula  ¡y con niños de 3 años! ¡Hasta aquí llegan los efectos de la crisis!

En ambos ciclos de la educación infantil se atenderá progresivamente al desarrollo afectivo, al movimiento y los hábitos de control corporal, a las manifestaciones de la comunicación y del lenguaje, a las pautas elementales de convivencia y relación social, así como al descubrimiento de las características físicas y sociales del medio en el que viven. Además se facilitará que niñas y niños elaboren una imagen de sí mismos positiva y equilibrada y adquieran autonomía personal.”

Se están poniendo los cimientos de un gran edificio, del futuro del niño y para esto hay que hacerlo en condiciones óptimas. ¿Se puede conseguir dar cumplimiento a este principio pedagógico con 27 alumnos en una clase? ¿Se puede utilizar el mismo criterio de agrupación para niños de 3 años, algunos de 2, que para niños de 12? Mejor que yo contestarán las compañeras/os que viven día a día esta situación.

Autentica, permanente y continua labor de tutoría, individual, colectiva y de padres, dentro y fuera del horario lectivo, cada vez más está proliferando   la incomparecencia de algunos padres a la hora de la recogida a la finalización del horario escolar,  aunque  nunca sean los primeros en percibir el complemento retributivo, en algún caso ni les llega. En algunos países conscientes de la importancia de esta etapa, son los profesores mejor considerados laboralmente.

Atrás queda la vieja polémica de si etapa asistencial o educativa, aunque algunos tenemos claro que la educativa no puede faltar, sobre todo en el segundo ciclo, cre

o que con el establecimiento de estas ratios tanto en la LOGSE, como en la LOCE, como en la LOE,  las distintas administraciones están despejando la duda y su pronunciamiento por que impere la labor asistencial sobre la educativa, de lo contrario se hubieran preocupado de dotar a los centros del personal complementario adecuado para que la maestra/o se encargaran de lo educativo, que es su función, su cometido, acorde con su preparación profesional.


La escolarización generalizada de los niños de 3 años, es un avance importante y un indicador de modernidad y progreso de nuestra sociedad, eso creo que nadie lo cuestiona, como lo será cuando se  generalice en edades más tempranas.- Alguna Comunidad Autónoma, como Cantabria, ya lo ha hecho-. ¡Si se hace en condiciones!: No obstante hay un problema, constatado, pendiente de solución, que nadie quiere abordar.

Con el nuevo plan de estudios derivado del marco europeo, la Educación Infantil tiene Grado propio. No sé si es mejor o peor, todo depende del desarrollo normativo y de la consideración que se quiera hacer de esta etapa educativa. Ahora que el nuevo ministro se ha empecinado en hacer una reforma ¡otra más!, en solitario y sin consenso, espero que llegue a la Educación Infantil, pero, evidentemente, reformar para mejorar.

La educación Infantil es la base y con una base sólida, se puede construir un edifico sin riegos de derrumbe.

Deja un comentario