Archivo Mensual: julio de 2017

Jul 21

El Preacuerdo para un nuevo Acuerdo Sectorial anuncia mejoras para el profesorado

Francisco Melcón Beltrán

 

Tenemos que felicitarnos porque al cierre de este número las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial y la Consejería de Educación hayan llegado a un acuerdo previo sobre el contenido de los aspectos principales que contendrá el nuevo Acuerdo Sectorial para el profesorado de la enseñanza pública, que supondrá una mejora de las condiciones laborales y deberá estar firmado antes de finalizar el presente curso escolar.

Desde el comienzo de la actual legislatura venimos reclamando insistentemente la necesidad y conveniencia para las partes de alcanzar este deseado acuerdo, que hace justicia a las reivindicaciones del profesorado de los últimos años y supone un punto de inflexión a la larga etapa de continuos recortes sobre la enseñanza pública y las condiciones laborales del profesorado iniciados en 2009.

 

En los próximos cuatro años van a inyectarse

en el sistema 2800 nuevos profesores

 

ANPE-Madrid y el resto de organizaciones sindicales han realizado un intenso trabajo conjunto en defensa de los derechos e intereses del profesorado, que se plasma en este Preacuerdo. Valoramos positivamente los puntos básicos que contiene, tras un largo y complejo proceso negociador que aún no ha concluido, pues quedan por acordar la redacción final del texto del nuevo Acuerdo Sectorial del personal docente al servicio de la Comunidad de Madrid que sustituirá al de 2006 y tendrá una vigencia de cuatro años (2017-2020), y de algunos aspectos que habrá que negociar y desarrollar en próximas reuniones de la Mesa Sectorial para su concreción en las Instrucciones de principio del curso 2017-1018.

Continuar leyendo »

Jul 20

Satisfacción de las familias madrileñas con la educación

Andrés Cebrián del Arco

 

El pasado mes de noviembre la presidenta regional, Cristina Cifuentes, presentó en el Pleno de la Asamblea de Madrid los resultados del primer Estudio sobre el grado de satisfacción de las familias madrileñas con la educación en la Comunidad de Madrid. Para dicho estudio se realizaron, entre los meses de septiembre y octubre, 1.600 entrevistas telefónicas a familias con hijos estudiando en centros educativos (públicos, concertados y privados) de la Comunidad de Madrid, durante el curso 2016-17, en las etapas de Educación Primaria y Secundaria.

La calificación que recibe el profesorado

es muy positiva

 

El 55,6 % de las familias consultadas tenían a sus hijos matriculados en centros públicos, el 38,1 % en concertados y el resto, el 6,4 %, en centros privados. De todos ellos, el 61,9 % cursaba estudios de Primaria y el 38,1 % de Secundaria Obligatoria.

El estudio recoge, entre muchas otras, las opiniones de las familias sobre el profesorado, el funcionamiento del centro, la adecuación de las tareas extraescolares (deberes), la jornada escolar, etc.

La calificación que recibe el profesorado es muy positiva. El 76,9 % de media de las familias encuestadas se muestran satisfechas o muy satisfechas con la forma de enseñar, la preparación de las clases, la motivación y la atención a los alumnos, la innovación y la comunicación con las familias de los docentes madrileños.

Continuar leyendo »

Jul 19

El lenguaje, la neolengua, la tiza y el pizarrín

Carolina Fernández del Pino Vidal

 

El lenguaje lo definió Sapir como el método exclusivamente humano, y no instintivo, de comunicar ideas, emociones y deseos por medio de un sistema de símbolos producidos de manera deliberada.

Es un sistema que una comunidad humana creó, aceptó y a lo largo de su andadura como grupo humano ha ido adaptando a su realidad cambiante. Es evidente que esta adaptación es necesaria para poder identificar, explicar y transmitir nuevas realidades o modificaciones a las antiguas.

Un lenguaje político… diseñado para

que las mentiras parezcan verdades

 

Por ejemplo la palabra “siesta”, del latín sexta, designaba la hora sexta, la tercera de las cuatro partes en que dividían los romanos el día y comprendía desde el mediodía hasta la media tarde. Luego pasó a significar el tiempo después del mediodía, en que aprieta más el calor, para después pasar a referirse al tiempo destinado a descansar después del mediodía. Hoy se llama siesta al sueño que se toma después de comer y al tiempo destinado para dormir o descansar, después de comer.

Y así una palabra destinada a referirse a un momento del día pasó a utilizarse para hacer referencia a lo que ocurre durante ese tiempo.

La adaptación de las palabras y el lenguaje a nuevas realidades es un hecho necesario y que ocurre casi sin que los usuarios se den cuenta. Normalmente son cambios evolutivos que se producen a lo largo de un periodo prolongado alejándose poco a poco, como la vida misma que reflejan, de su acepción original.

Continuar leyendo »

Jul 17

La posverdad… y otras mentiras

Rosalía Aller Maisonnave

 

Que nos diga entonces Tisias si, a su juicio, lo verosímil

es otra cosa que la opinión de la muchedumbre.

Platón, Fedro, 273b

 

Mala prensa tiene hoy el término “mentira” –no así el concepto–, tanta que parece haber devenido palabra tabú y ha debido ser sustituida, mediante la figura retórica del eufemismo, por otro vocablo que atenúe su significado peligroso: “posverdad”. La Real Academia Española aún no recoge el término en su Diccionario, pero como corren vientos de tolerancia e innovación lingüísticas irrestrictas, todo se andará. Quizás el estigma bíblico consagrado en el octavo mandamiento, que prohíbe faltar a la verdad, haya ido calando subrepticiamente en tirios y troyanos. Puede ser.

Resulta sorprendente la composición del vocablo con el prefijo pos-, que significa “detrás o después de”, porque ¿qué hay detrás o después de la verdad? ¿Más verdad? ¿O mentira monda y lironda? ¿No habría sido más ajustado emplear un prefijo que indicara meridianamente que verdad y mentiras son antónimas? Una idea que expresarían los prefijos griegos a-, ana-, anti-, dis- o el latino des-. Pero no. Tenemos la piel demasiado fina para hablar tan claro y, además, se trataba de ocultar la realidad que el vocablo esconde, no de mostrarla.

 

La educación no podía quedar al margen

de los efectos “posverdaderos”

 

El prestigioso Diccionario Oxford la ha considerado palabra del año y la ha definido como un término “relativo o referido a circunstancias en las que los hechos objetivos son menos influyentes en la opinión pública que las emociones y las creencias personales”. El contexto de su uso frecuente ha sido el Brexit y las elecciones presidenciales en Estados Unidos, porque, en definitiva, el debate político no tiene por objeto la verdad, sino la victoria.

Continuar leyendo »