Archivo Mensual: octubre de 2014

Oct 31

Bajas de larga y situaciones excepcionales (de la teoría a la práctica)

 

Carolina Fernández del Pino Vidal. Secretaria de Acción Sindical de ANPE-Madrid

Carolina Fernández del Pino Vidal, secretaria de Acción Sindical de ANPE-Madrid

 

 

 

En el 2012 se recortaron muchos derechos de los docentes y entró en vigor la legislación que nos afecta en situación de incapacidad temporal.

Desde entonces, en ANPE-Madrid, además de exigir e iniciar medidas jurídicas para que se revirtieran estos recortes, hemos elaborado documentos, dado charlas en los centros, resuelto consultas de afiliados, intervenido en distintas instancias e intentado que los profesores tuvieran instrumentos para afrontar esta nueva situación. Para que les afectase lo menos posible.

Ayudando a afiliados he aprendido que es importante tener en cuenta cada detalle, ya que estos dictan la forma en que hay que gestionar la baja, por lo que es importante tener en cuenta:

  • si la baja se debe o no a accidente laboral.
  • duración de la ausencia.
  • si hay que presentar baja o justificante de reposo en ausencias de menos de 4 días.
  • si la baja se debe o no a circunstancia excepcional.
  • cuáles son las circunstancias excepcionales
  • cuáles son los documentos que hay que entregar y a quién (depende de la duración).
  • qué documentos justificativos tienen que acompañar los anteriores documentos y los plazos para entregarlos.
  • cómo rellenar los documentos.
  • cómo te va a afectar la nomina
  • cuándo hay que pedir el subsidio de MUFACE en caso de baja prolongada.
  • cómo te van a pagar a partir del 91 día.
  • en el caso de cobrar el subsidio por baja prolongada, cómo te va a afectar para la declaración de Hacienda el haber cobrado de dos pagadores (la Comunidad de Madrid y MUFACE) .
  • y durante este último año, cómo afectan las bajas a las pagas extras (esto, menos mal, desaparece el próximo año).

Después de dos años lidiando con toda la problemática que esta normativa ha provocado, este verano, desafortunadamente, tuve que poner en práctica todo lo que había aprendido:

  • Cuando te dan ciertos diagnósticos, el mundo se para y durante un tiempo hay cosas que no te importan, como por ejemplo, las consecuencias del papeleo.
  • Tener que pedir el justificante y rellenar el papel de circunstancia especial parece casi un insulto. Uno no quiere ser circunstancia excepcional, lo que quiere es no estar enfermo.
  • Los médicos no saben nada acerca de justificantes ni diferencian entre Seguridad Social y MUFACE, se meten en el ordenador y hacen lo que pueden. A pesar de mis advertencias mi médico me dio de baja primero por la Seguridad Social y luego por MUFACE. Si ú o tus familiares no estáis atentos, tendréis que hacer varios viajes hasta conseguir los documentos adecuados.
  • Tener que pedir el subsidio de MUFACE molesta ya que es un recordatorio más de que la enfermedad va en serio y que ya llevas 3 meses lidiando con ella.
  • Las enfermedades son caras y perder poder adquisitivo mientras estas inmerso en una no tiene ninguna gracia.
  • Tener que pensar en Hacienda y, en mi caso, en dos declaraciones de la renta (ya que me va a afectar dos años naturales), es cuando menos un engorro.

Ahora entiendo los despistes que les he visto cometer a los afiliados. En algunos momentos de la vida hay cosas que sobran, cumplimos con ellas por la cuenta que no trae, pero en nuestro foro interno sabemos que, al menos durante ese tiempo en que estamos luchando contra algo más grave, no deberían distraernos con papeleos.

Por otro lado esta experiencia me ha enseñado que tenemos una suerte increíble por tener este sistema sanitario público que cubre todas nuestras necesidades. Los médicos, enfermeras y todo el personal sanitario con el que he tratado han sido atentos, comprensivos, eficaces y pacientes. No me he encontrado con ningún médico ‘altivo’, ni ninguna enfermera que no intentase tranquilizarme.

Doy gracias a que vivo aquí, donde la Sanidad Pública es un derecho y no, por ejemplo, en Estados Unidos, donde nuestra burocracia sería el menor de mis problemas ,ya que tendría que lidiar con las asegurados médicas (como mi amiga americana, que teniendo lo mismo que yo, tiene que batallar para recibir los distintos tratamientos que necesita).

Como anécdota final, decir que el otro día me llamo mi médico de cabecera para preguntarme si habíamos hecho la baja por la Seguridad Social o por MUFACE, que parece ser que le habían llamado de la Seguridad Social diciendo que le faltaba el parte de confirmación de mi baja. Por lo visto estoy de baja por la Seguridad Social y por MUFACE… ¡a ver si tengo suerte y cobro dos veces!

Cuando me reincorpore voy a dar charlas de bajas y correspondiente papeleros a los médicos, que falta les haces a los pobres.

Oct 20

El Defensor del Profesor habla en los medios.

“Un alumno escribió un relato sobre mi propio asesinato. Era muy real”. Así comienza el reportaje que publicaba este fin de semana la revista Yo Dona (elmundo.es) sobre los problemas de convivencia en las aulas. Y lo hacía a partir de una entrevista con nuestra defensora del profesor, Inmaculada Suárez, con quien analizaba cuáles son los principales problemas a los que se enfrentan los docentes españoles.

“Los datos de la OCDE son escalofriantes y empeoran cada año: el 40,6% sufre intimidación y abuso verbal, cifra que supera la media del 36,4% en el resto de países encuestados (hablamos de 17 europeos más Brasil, México, Corea, Malasia y Turquía)”, asegura la periodista, para después preguntarse: “¿Qué sucede con las normativas de convivencia de cada Comunidad Autónoma?”.

Inmaculada Suárez, responsable del servicio Defensor del Profesor de ANPE-Madrid
Inmaculada Suárez, responsable del servicio Defensor del Profesor de ANPE-Madrid

En Madrid, en el año 2010 y gracias al concurso de ANPE-Madrid y al trabajo del Defensor del Profesor, se aprobó la Ley de Autoridad del Profesor,  una normativa pionera en España que, por primera vez, concedía presunción de veracidad al docente, frente a las declaraciones de padres y alumnos.

“Gracias a las estadísticas que elaboramos, las administraciones han empezado a prestar atención a la conflictividad en las aulas. Antes la agresión por parte de padres o alumnos se quedaba simplemente en una falta y, como mucho, suponía cien euros de multa. Ahora, con esta ley el docente goza de la presunción de veracidad. El acoso se considera delito. Ya ha habido una sentencia que condena a unos padres a ocho meses de cárcel, además de 900 euros de multa en concepto de indemnización y otros 150 euros por agredir al tutor de su hijo”, detalla Suárez, quien subraya que debido a las múltiples denuncias recibidas han extendido este servicio al resto de las autonomías.

Desde la puesta en marcha del servicio, hace casi una década, el Defensor del Profesor ha atendido más de 20.000 llamadas de docentes de toda España. De estas, más de un 23% eran denuncias por problemas con la Administración y el 20% por dificultades a la hora de dar clase. La aprobación de normativa reforzando el papel del docente como Autoridad Pública ha servido para conceder cobertura legal al docente, que ahora se siente más protegido.

Sin embargo, todavía queda un largo camino por delante en el que el Defensor del Profesor continuará trabajando para exigir la aplicación efectiva del Decreto de Convivencia; el respeto a la presunción de veracidad establecida por el Artículo 6 de la Ley de Autoridad del Profesor, y la reversión de los recortes en educación causantes de muchos de los problemas a los que se tiene que enfrentar el profesorado.

Material informativo del Defensor del Profesor de ANPE-Madrid.
Material informativo del Defensor del Profesor de ANPE-Madrid.

Para ver el artículo de Yo Dona, pincha aquí.

 

 

Oct 15

Participar o no, el dilema del prisionero

 

 

Rosalía Ma. Aller Maisonnave, secretaria de Comunicación de ANPE-Madrid

Dos prisioneros, cómplices en la comisión de un delito leve y uno grave, incomunicados, pueden ser condenados por el primer crimen, pues hay pruebas suficientes, pero no por el segundo, por falta de ellas, si ninguno confiesa haberlo cometido. Cada uno recibe la siguiente propuesta del fiscal:

—Si ninguno de ustedes confiesa el crimen grave, ambos solo serán condenados a dos años por el leve. Si usted confiesa, convenceré al jurado de que se ha arrepentido y el peso caerá sobre su compañero. En este caso, usted solo estaría en prisión un año y él diez.

—¿Y si ambos confesásemos? —pregunta el prisionero.

—En ese caso, no se beneficiará ninguno y, como se trata de un delito grave, es probable que ambos reciban una condena mínima de ocho años.

A este dilema se encuentran abocados los prisioneros:

cuadroprisionero3Existen dos posibilidades, piensa cada uno: que mi compañero confiese o no. Si lo hace, es mejor que yo también confiese; en caso contrario mi pena será de diez años de cárcel. Si él no confiesa y yo sí, podré beneficiarme de la propuesta del fiscal y en un año alcanzaré la libertad.

Como ambos concluyen, atendiendo más a su interés que al bien común, que lo mejor es confesar, los dos lo hacen, y su prisión, ocho años cada uno, es mucho más extensa que si hubiesen cooperado entre sí y ninguno de los dos hubiese confesado.
Con esta breve historia, que parece tomada de antiguas narraciones sapienciales, resume Paula Casal, en el  Diccionario Crítico de Ciencias Sociales dirigido por Román Reyes (UCM), uno de los problemas que analiza la Teoría de Juegos, rama de la Elección Racional, cuyos planteamientos son recogidos en diversas disciplinas, como la Economía, la Filosofía o las Ciencias Sociales.

La situación podría darse en un grupo amplio que desee alcanzar el “bien público” mediante una acción colectiva, como una manifestación, huelga, votación, etc., cuando entran en juego los intereses o razonamientos individuales. En un proceso electoral, estos factores –legítimos, sin duda– pueden ser diversos: desinterés general por el tema (“estoy centrado en mi trabajo”), desapego o desconfianza hacia la gestión de los representantes (“no creo en ellos, no podrán cambiar nada”), motivos personales (“no deseo dedicar tiempo a esto”), delegación en los demás (“que decidan otros, habrá participación suficiente”), minusvaloración de este derecho (“no merece la pena participar”), etc.

Al razonar así, olvidamos que, como señala la autora citada, El problema es que lo individualmente racional conduce al fracaso colectivo. En síntesis, quien se abstiene ejerce un derecho, pero debilita la defensa de legítimos intereses del colectivo al que pertenece, ergo, los suyos.

Y esto lo podemos aplicar a la cuestión sindical. Tu apoyo es el sustento y la razón de ser de una organización representativa del profesorado como ANPE, porque la fuerza de la democracia radica, en buena medida, en un amplio respaldo.

La participación del profesorado es una respuesta contundente a una Administración que sistemáticamente ha menospreciado la profesionalidad y el esfuerzo de los docentes con medidas extremas e injustificadas, enmarcadas en la desorganización y aderezadas con declaraciones improcedentes, que han hecho mella en la educación madrileña y mucho costará revertir. La voz de sus representantes ha sido ignorada, en muchos casos, en mesas sectoriales meramente informativas, ajenas a su condición esencial de ámbitos para el diálogo y la negociación.

Cuando la educación sigue recibiendo duros golpes, en el marco de una situación crítica pertinaz que se niega a remitir, aunque las autoridades anuncien tiempos mejores, tu silencio no será interpretado como neutralidad, sino como expresión de complacencia.

ANPE-Madrid cuenta contigo, porque tu opinión es imprescindible para la defensa de la educación pública madrileña.

No lo dudes, ¡participa!

Si te sumas participa. Campaña contra la abstención.

Si te sumas, multiplicas. Campaña contra la abstención.

Oct 02

Homenaje a los docentes jubilados en Getafe

 

Manuel Diez Diez, vicepresidente ANPE-Madrid

Manuel Diez Diez, vicepresidente ANPE-Madrid

El pasado 6 de junio –un año más, y van 22–, el Ayuntamiento de Getafe, a través de su Concejalía de Educación, rindió merecido homenaje a los docentes de la localidad que,tras una larga etapa de actividad profesional, alcanzan la merecida jubilación de su actividad docente.

Este acto, del que hemos sido pioneros en la Comunidad de Madrid, se viene celebrando año tras año como signo de gratitud y reconocimiento al profesorado de la localidad en la que ha prestado servicios y donde ha contribuido de forma clara a la formación de sus ciudadanos.

Un acto, pues, de gran tradición, que solía reunir a importante número de profesores de la localidad, aunque por algunos vaivenes organizativos del último año el aforo del conservatorio se ha visto mermado de afluencia. Esperemos que se vayan corrigiendo estos desfases y que los recortes no afeen un acto de tanta transcendencia, por su significado, y vuelva a ser lo que fue.

Desde ANPE siempre pensamos que cuando algo está bien, lo haya hecho quien lo haya hecho, no hay que cambiarlo, por lo que pedimos volver a lo que tantos años ha sido valorado por todos.

El acto, copresidido por el alcalde de la ciudad y por el director de Área Territorial, sirvió para reconocer el servicio prestado por los compañeros a la sociedad en general y a la localidad de Getafe, en particular. Justo reconocimiento, por tanto, al que nos sumamos con satisfacción y orgullo.

Ciertamente los recortes se están cebando en un sector al que todos consideran prioritario en sus planteamientos electorales. Ahora lo volveremos a ver en los programas de las próximas elecciones, pero donde la incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace, es una realidad incuestionable. A pesar de todo, el docente sobrevive y presta sus servicios con eficacia y profesionalidad y, aunque lo clase política nos cuestione, la sociedad nos valora.

ANPE, como siempre, aprovecha para homenajear, reconocer y valorar la labor profesional de compañeros y amigos, tanto de los asistentes como de quienes declinaron la presencia, en su derecho al anonimato. Vicente, Isabel, Sebas, Víctor, Tomás, Antonio, como muestra del grupo de los veinticuatro y del resto de ausentes a lo que antes aludía, felicidades sinceras, se os echará de menos en los centros educativos, pues habéis sido ejemplo de trabajo diario y profesionalidad, pero merecéis el descanso. Felicidades y a disfrutar de la nueva forma de vida más tranquila, relajada y merecida.

No pude estar presente físicamente por mis deberes sindicales, pero estuve con vosotros y ahí me seguís teniendo.

Para los que estamos en puertas de poder celebrar este evento, solo deseamos que nuestras autoridades actúen con sensatez y realismo, valoren la dedicación y el esfuerzo que supone la actividad docente y sigan facilitando la posibilidad de la jubilación anticipada.

Felicidades compañeros y felicidades al Ayuntamiento.

Homenaje a los docentes jubilados en Getafe. (foto: ANPE-Madrid)

Homenaje a los docentes jubilados en Getafe. (foto: ANPE-Madrid)

 

Esperamos cunda el ejemplo entre las administraciones, y que este reconocimiento se haga día a día a lo largo de toda la actividad docente, considerando a este servicio como esencial, manteniéndolo al margen de la crisis económica y alejado de los vaivenes políticos.