Archivo Mensual: enero de 2014

Ene 15

Tiempos difíciles para la educación pública

 

francisco_melcon

      Francisco Melcón               presidente                ANPE-Madrid

 

 

Recientemente se ha aprobado la LOMCE en el Congreso de Diputados sin el apoyo de ningún grupo político, sin consenso, con una memoria económica insuficiente y de espaldas al profesorado. Una ley que el profesorado no puede apoyar por quedarse corta en cuanto a la redefinición del modelo educativo, que persiste; en cuanto a la estructura, no se contempla el bachillerato de tres años; y en cuanto a la vertebración del   sistema educativo, queda muy debilitada. 

Contiene aspectos perjudiciales para el profesorado y para la enseñanza pública, como es el excesivo poder que confiere a los directores, la cesión de suelo público para construcción de centros privados y la posibilidad de que profesores no funcionarios corrijan las evaluaciones externas de los alumnos –un guiño a la enseñanza privada–.

 

La educación pública no es una prioridad

para las autoridades madrileñas,

como tampoco lo es su profesorado

La falta de voluntad de negociar un Estatuto docente que ordene y regularice las cuestiones profesionales, así como la desaparición de la jubilación LOE y el enigma de cómo va a quedar el sistema de pensiones de los funcionarios, son elementos de incertidumbre que auguran un futuro sombrío a las condiciones sociolaborales de los docentes.

Continuar leyendo »

Ene 12

¿Importa la calidad de la enseñanza?

Manuel Diez Diez

Manuel Diez Diez

Manuel Diez Diez, vicepresidente ANPE-Madrid

 

Si alguien de la Administración pretende seguir hablando de calidad de la enseñanza, de búsqueda de la excelencia o de algo similar, no puede, ni por un instante, plantearse hacerlo mientras se mantengan los efectos del Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo.

¿Se puede hablar de esos términos y no cubrir las bajas del profesorado hasta transcurrir diez días lectivos?

¿Hay alguna medida más nociva en detrimento de la calidad y de la excelencia?

Dejo la respuesta en manos de la Administración, porque la de los profesores ya la sé.

Igualmente podríamos hablar de la consideración al profesor, si le castigamos con descuentos del 50% de haberes por caer enfermo.

¿Hay algún premio para el que acude a trabajar  enfermo?

Yo conozco más de uno en esta situación, pero no conozco a nadie al que se le haya premiado.

Pensemos, reflexionemos y actuemos con sensatez y coherencia.